Etiquetado: decimononica

El descabello a una profesión decimonónica

El pasado 3 de abril, martes, el Gobierno presentó el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012, que entre el maremágnun de cifras mareantes destaco dos, en relación a la obra pública:

  • Descenso del 35 % (respecto a 2011) en el presupuesto del Ministerio de Fomento: 7 291 M€, de los cuales 1 488 M€ son destinados a deudas pendientes y el resto (5 803 M€) a inversión.
  • La inversión en infraestructuras cae un 22 %, ya en 2011 se había producido una reducción del 30 %.

A falta de conocer este próximo verano el Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda (PITVI), con 2024 como año horizonte, y que anunciará la ministra de Fomento —versión 1.0— Ana Pastor, el morlaco Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos sigue desangrándose estocada tras estocada. A falta de que alguien me alumbre sobre estas últimas cifras que el Gobierno ha dado a conocer, no veo correspondencia entre éstas y las manidas ya declaraciones de la Ministra sobre la pretensión de convertir a Fomento en el motor inversor de este Gobierno, como no sea con la iniciativa e inversión privada.

El  morlaco ya venía desangrado con la estocada de la evolución del desempleo (como nunca lo ha tenido esta profesión, o lo que queda de ella), la falta de inversión en obra pública, la cada vez más necesaria internacionalización del sector empresarial de la obra pública y una dejadez absoluta del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP) que se supone que nos representa, con su Presidente al frente.

Desde que tenía el borrador para la preparación de este post, no paraba de darle vueltas al último informe de la Asociación Española de la Carretera (AEC) que el pasado día 3 de abril dió a conocer [PDF, 1.1 MB] sobre las necesidades de inversión en conservación de carreteras; pues bien, y aquí es donde quiero llegar: la difusión de esa pequeña información ha sido recogida por la mayoría de medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales. El actual CICCP no ha sido capaz de hacer llegar y comunicar nuestra problemática actual, como otros tantos sectores, claro que sí, a la sociedad. Quiero recordar que estamos en periodo de Elecciones y os animo a que ejerzáis vuestro derecho a voto, tal y como lo ejercí el pasado 28 de marzo, e intentar, al menos, cambiar la actual situación.

A la espera seguimos de un indulto al morlaco, que sea otorgada por este Gobierno, y no el descabello con puntilla que no lleve a corrales a esta profesión que comenzó en el s. XIX.