Categoría: Investigación

DeltaFlume, el canal de oleaje que genera las olas más grandes del mundo

En Gizmodo, Así funciona la instalación que genera las olas artificiales más grandes del mundo. DeltaFlume es un canal de oleaje, de 300 metros de longitud y 10 de profundidad que es capaz de generar olas de hasta 5 metros, situado en las instalaciones de la Universidad de Delft, en Amsterdam (Holanda).

En los siguientes vídeos, el primero es una recreación del funcionamiento, el segundo la primera puesta en marcha y el tercero y último una vista aérea de las instalaciones.



Vía María L (a.k.a. @tecnoloxia)

Proyecto Magallanes, el primero en España en el uso de tecnología flotante para generar energía mareomotriz

El Proyecto Magallanes nació en el año 2007 en Redondela (Galicia) con la finalidad de creación de energía a través de las corrientes marinas.

El sistema que desarrolla Magallanes se basa en construir un artefacto flotante (un trimarán de acero) que incluye un tubo con una parte sumergida donde se instalan los hidrogeneradores.
La plataforma está fondeada mediante dos líneas de anclaja a proa y a popa. Por ser flotante, no implica construcción alguna sobre el fondo marino y permite su instalación en cualquier área del mundo. También es el sistema de más bajo coste de mantenimiento, ya que permite acceder en barco a la plataforma para revisiones, reparaciones o cualquier otra operación.

El objetivo de Magallanes es desarrollar y construir en Galicia la tecnología necesaria para ganar la carrera de la electricidad de las mareas, impulsando la generación de patentes, equipos de expertos e industria de componentes eléctricos y navales para las plataformas flotantes.


Vía Ignasi Comellas (RT @oteroiccp)

Gráfico: científicos e ingenieros en función de la inversión en I+D

Ingenieria en la Red - Ingenieros e inversion I-DCientíficos e ingenieros por millón de habitantes en función de la inversión en I+D (en porcentaje respecto al Producto Interior Bruto, PIB). España invierte el 1,3 % de su PIB en I+D y cuenta con con unos tres mil científicos e ingenieros por cada millón de habitantes. El gráfico procede del informe 2014 Global R&D Funding Forecast (PDF).

Vía Xavier Delgado (@xavier_delgado)

Proyecto HiWave, la boya marina que funciona como un corazón

En 1984, Lunbäck inventó la «tecnología dinámica adaptativa de bombeo por pistón» (DAPPT) y la aplicó a uno de los primeros corazones artificiales. Años después le dio por pensar que ese mismo sistema, integrado en una boya y oscilando en resonancia con las olas, sería capaz de capturar la energía desbordante del mar.

La singular conexión entre el corazón y la boya ha cuajado ahora en el proyecto HiWave de CorPower, la start-up impulsada por Lundbäck desde los bosques de Suecia. En sus manos puede estar la llave de la energía marina, si logra superar los obstáculos -alto coste, elevado peso, insuficiente densidad de potencia- que hasta ahora han impedido el despegue de este recurso renovable, que podría llegar a cubrir del 10 al 20% de las necesidades del planeta.

Vía Teresa Guerrero & El Mundo

Semáforos más efectivos para evitar accidentes

Los expertos proponen un semáforo que contenga sólo las dos fases mandatorias (verde fijo y rojo fijo), con un indicador del tiempo que falta para el cambio de fase, por ejemplo, imitando un reloj de arena con una cuenta atrás, o el conocido como Marshalite, como los modelos más efectivos para evitar accidentes.

Son las conclusiones de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) por el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la UGR. La Luz intermitente y de color amarillo de los semáforos para peatones  y no producen un efecto disuasorio para evitar accidentes. Se añade en el estudio que una forma sencilla de crear entornos más seguros sería añadir un indicador de tiempo para el cambio de fase.

B736e1yIgAAg8HG.jpg_largeVía Universidad de Granada