El devenir de la Ingeniería Civil en España: de Agustín de Betancourt al casco amarillo de la equivalencia a Máster

Lo cuenta Víctor Yepes en su blog de forma documentada en El origen del ingeniero de caminos en España, cómo históricamente el origen de la profesión de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos se asocia con Agustín de Betancourt (1758-1824) o los orígenes militares de la propia Ingeniería Civil, con la maestría de Enrique Montalar en su post «La Lanza y el Escudo», los orígenes militares de la Ingeniería Civil. Dos siglos más tarde, aquí estamos: Se buscan ingenieros y licenciados, absténganse españoles (por Rafael Pacheco).

En toda la Unión Europea, tras el proceso Bolonia, se reconocen las titulaciones equivalentes a nuestras licenciaturas e ingenierías como Máster europeo. Consiguen este reconocimiento aquellas carreras que hayan supuesto 5 años de estudio o la superación de al menos 300 ECTS (créditos europeos). En toda la Unión Europea, menos en España. En nuestro país se implantaron las nuevas titulaciones (grado, máster y doctorado) pero se ‘olvidaron’ de las antiguas. Nuestros licenciados e ingenieros ven cómo sus 5 o 6 años de carrera (si han ido a curso por año) y la superación de hasta 380 ECTS, al salir al extranjero es considerada sólo como ‘grado’, equiparándoles a gente mucho menos formada tanto en créditos como en cursos.

Sólo han hecho falta dos siglos para que en Twitter los avatares de muchos Ingenieros de Caminos luzcan un casco amarillo para reivindicar la equivalencia a Máster.

Anuncios

  1. Pingback: El devenir de la Ingeniería Civil en Esp...
  2. Esperanza Peck

    Lo terrible de todo esto es que en España como no existe una cultura tecnológica, a los políticos con frecuencia todo esto les da exactamente igual. Así tenemos un sistema universitario que ha convertido a Arquitectura en lo no va más de lo no va más, carrera más larga que cualquier otra, y que considera que lo que pase con el resto de las carreras técnicas es indiferente… Que todo el mundo puede hacer de todo, que todo vale igual y da lo mismo. Y no, no todo es igual. No es lo mismo un ingeniero industrial que uno de telecomunicaciones o caminos. No es lo mismo un arquitecto que un ingeniero. No es lo mismo un ingeniero que un ingeniero técnico; ni es lo mismo un ingeniero técnico que un FP.

  3. Pingback: El devenir de la Ingeniería Civil en España: de Agustín de Betancourt al casco amarillo de la equivalencia a Máster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s