Conclusiones sobre rentabilidad en carreteras del experto Joaquín Moraleda Palmero

A mediados de los años 80 se acometió un ambicioso plan de carreteras que contemplaba la vertebración de España con una moderna red de autovías. El país estaba en pleno crecimiento económico y la carencia de infraestructuras viarias modernas en gran parte del territorio justificaba los objetivos de este plan.

Tras dos décadas de espectacular desarrollo de la red de autovías, en los años del “boom” inmobiliario el objetivo de dotar al país de una red de carreteras de gran capacidad se había logrado en gran medida. Sin embargo se continuó una política de construcción generalizada de autovías y autopistas que, aunque poco justificada técnicamente por la escasa demanda de muchos de los itinerarios escogidos, se financiaba gracias a la abundancia de los presupuestos públicos, las aportaciones de fondos europeos y, en el caso de autopistas de peaje, unas poco mesuradas inversiones privadas. Mientras tanto los responsables políticos vendieron a la sociedad la satisfacción de unos objetivos descabellados.

En la actualidad, en España disfrutamos de una red de autopistas y autovías que supera a Francia, Italia o Alemania en longitud por número de habitantes, y a las 2 primeras naciones en longitud por superficie. Por supuesto, ambos índices son muy superiores a la media de la Unión Europea. Las arcas públicas están vacías, pero sorprendentemente se prosigue la política de construcción de autovías. Así, el documento inicial del PITVI, desafortunada continuación del PEIT, sigue prometiendo una España entretejida por una espesa telaraña de infraestructuras sin sentido técnico o económico.

Como se ha expuesto anteriormente, y sin necesidad de ser un experto en seguridad vial o en análisis de rentabilidad, puede comprobarse que desde el punto de vista técnico eso de que la construcción de la autovía es “la solución” es un mito. Hace décadas pudo ser la solución, pero hoy en muchos casos ya no lo es porque:

Con el presupuesto disponible en los últimos años no es posible pretender cegar a la ciudadanía con la ilusión de la futura construcción generalizada de autovías cuyo coste mínimo, en las condiciones más favorables (tramos interurbanos, terrenos llanos de escaso valor) ronda los 4 millones de euros el km y en terrenos montañosos o urbanizados se dispara a más de 10 millones. Además de que el coste de construcción de una autovía es muy elevado, el coste de conservación es superior al de la carretera convencional.

La mayor parte de las nuevas autovías que se plantean son cada vez más innecesarias, no están justificadas por la demanda, y los posibles beneficios (reducción de accidentes, reducción de tiempos de recorrido) se diluyen frente a los costes por el escaso tráfico que las surcará.

Existen otras ALTERNATIVAS, que son más rentables (por cada euro que se invierte la sociedad recupera antes la inversión) y más baratas (no es necesaria una inversión muy elevada, por lo que en tiempos de escasez presupuestaria es irresponsable no considerarlas). El ejemplo del TCA estudiado es más que expresivo. Con 60 millones de euros destinados a la construcción de un tramo de 15 km de autovía podría tratar 30 TCAs similares al estudiado y en tan sólo 7-8 años habría obtenido el retorno de la inversión, frente a los 60 o más años de la autovía.

En definitiva, considero que en estos momentos los técnicos deberíamos estar estudiando con ahínco los proyectos donde un euro, el preciado euro cuya gestión nos encomienda la sociedad para conseguir el bien común, es más rentable. Sin embargo, continuamos persiguiendo unos objetivos ya obsoletos, que son contrarios al interés general de la sociedad, y que somos incapaces de remover.

Conclusiones sobre rentabilidad en carreteras del experto Joaquín Moraleda Palmero, Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y Consejero Técnico en el Gabinete Técnico de la Dirección General de Carreteras, que ha escrito en un post —Sobre rentabilidad en carreteras— de muy recomendada lectura, publicado por el hábil Manuel de Lucas, a.k.a. @manulucas77, en su blog Sigo teniendo sueño(s).

About these ads
Esta entrada fue publicada en Autovías, Carreteras, Ingenieria, Ingenieros y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Conclusiones sobre rentabilidad en carreteras del experto Joaquín Moraleda Palmero

  1. Mad dijo:

    Un artículo cargado de sentido común. Me ha encantado. Pero la responsabilidad no es solo nuestra (de los ingenieros) sino de otros agentes de la sociedad, sobre todo de los politicos y sus motivaciones no siempre están cargadas de ese sentido común.
    El ejemplo más cercano que conozco es la autovía Cáceres-Badajoz que lleva varios años en boca de políticos sin escrúpulos sedientos de votos. Por lo que tengo entendido es una ruta medianamente transitada sin demasiados problemas salvo que te obliga a pasar por 4 o 5 pueblos en los que debes aminorar la velocidad, y algún que otro tramo con dificultades para adelantar.
    Si son aproximadamente 90 Km a un precio de 4 mill. de € el kilómetro de autovía (barato barato), tenemos la broma a 360 mill. de €, un precio bastante excesivo a modo de ver, dados los datos de tráfico y demás.
    Si en vez de una autovía se destinaran recursos a mejorar el tramo existente con carriles de aceleración para el adelantamiento de vehiculos lentos (camiones, etc..), la creación de variantes para no tener que pasar por el centro de esos pueblos, y la mejora de trazado en algún punto tendriamos una vía que une dos capitales de provincia con una infaestructura buena, bonita y barata, en la que se habrían destinado mucho menos recursos y en los que los usuarios se sintieran cómodos y seguros.
    Pero eso no da tantos votos, ¿verdad? y la fiestecilla de inauguración de una autovía es mucho más sonada que la de unos carrilles de aceleración.
    Lo dicho señores, ¿quién decide la mejor solución técnica?. Cuando podamos responder a esa pregunta sin agachar la cabeza,creo que las cosas nos irán un poco mejor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s